martes, 6 de diciembre de 2016

ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA: MI BEBÉ NO COME PAPILLAS

David está por cumplir un año y quiero contarles como ha sido su alimentación durante este tiempo.


La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, la introducción de alimentos apropiados y seguros para la edad a partir de entonces y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los dos años o más.

Desde que David nació, yo estaba convencida de querer tener una lactancia materna exclusiva y que no le daría papillas. Que probaríamos con el famoso baby led weaning, que prefiero llamarlo alimentación complementaria a demanda.


¿Por qué elegí ese método?

Porque veo tan natural que sea él quien decida decida qué alimentos y qué cantidad ingiere (dentro de opciones saludables), así como hasta ahora ha regulado cuando y cuanta leche quiere.
Yo no puedo sentir cuando él está lleno, así que no puedo obligarlo  a que se acabe la cantidad de comida que yo decida que es adecuada.

Porque es un excelente medio para descubrir, jugar y aprender; ya que la comida está a su disposición.

Porque es más sencillo separar una pequeña porción de comida antes de condimentar la de la familia, que preparar alimentos "especiales" para él.


¿Qué es el baby led weaning?

Es una forma natural de que el bebé se alimente por si mismo, haciendo parte al bebé de la hora de comida familiar.


¿Cómo inicié con mi bebé?

Esperamos a que cumpliera seis meses y a que se sentara solo.

Iniciamos con trozos blandos de fruta o verdura en forma de bastones un poco más grandes que su puño. Para que le fuera más fácil que los llevará a su boca. El jugaba y chupaba, pero no tragaba.

Cuando comenzó a tragar y tomó practica llevándose los alimentos a la boca, pasamos a darle trozos más pequeños.

Ahora ya come lo mismo que todos (con sus restricciones como: miel, semillas, tes, etc.) Es un especialista en comer con las manos y ensuciar todo. Próximamente estaremos introduciendo los cubiertos, ya les contaré que tal nos va con eso.


La única desventaja que encuentro es la limpieza después de comer.

Al principio te asustas porque piensas que se va a ahogar. Pero tranquilas que no pasa, son tan buenos que cuando se dan cuenta que el bocado es muy grande lo sacan.
Aunque, ojo, jamás debemos dejarlos sin supervisión mientras comen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...