lunes, 20 de octubre de 2014

TIPS PARA CUIDAR LA PIEL DE TU BEBÉ


La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a una plática con la Dra. Tania Padilla, dermatóloga pediatra. En esta plática se comentaron temas muy importantes relacionados con los cuidados de la piel y el cabello de los bebés.

Como mamás, nos aseguramos que los productos que adquirimos para nuestros pequeños, sean seguros y no les causen irritación o alergias. Ya que la piel de los bebés es más delicada y por lo tanto debemos tener ciertos cuidados para que esta se mantenga sana. 


La capa de la epidermis del bebé contiene menos factor de humectación natural, el cual ayuda a mantener el agua en la piel, por eso requiere una constante y mayor hidratación.


El cabello del bebé, al igual que su piel, necesita de cuidados especiales, ya que es muy fino y delicado y por lo tanto es más propenso a enredarse y quebrarse.

En esta etapa la piel tiene menos resistencia a agentes infecciosos. El bebé no desarrolla mecanismos defensivos debido a la escasez de glándulas sebáceas. 

Por lo tanto, una piel sana, lo protege de alergias, irritantes, gérmenes externos y de los rayos ultravioletas.


¿Cómo lograr mantener sana la piel del bebé?

Protegiéndola de los rayos solares. 

No se recomienda que los bebés estén expuestos directamente a los rayos del sol durante los primeros seis meses de vida. 
Aplicar un protector solar especial para bebés y reaplicarlo cada cuatro horas.

Manteniéndola humectada.

La piel de los bebés se seca y se daña muy fácilmente, por eso es básico mantenerla humectada. 
La aplicación de crema debe ser cada que sea necesario. Si la piel de tu bebé no se ve brillante y no se siente suave, es porque le falta humectación.

No tallar (con ninguna esponja, zacate ni estropajo.)

Al tallar la piel, lo único que conseguimos es que se torne oscura y gruesa, contrario a lo que creemos, de que hay que tallarla para mantenerla limpia. 
Con pasar el jabón o la espuma con nuestras manos por la piel del bebé es suficiente para que queden de lo más limpios.

Usar los productos adecuados para cada tipo de piel.
Debes identificar si la piel de tu bebé es seca, normal o sensible y en base a eso elegir los productos adecuados.

Secar perfectamente su piel.
Al secarlos tener especial cuidado en los pliegues que son zonas propensas a mantener la humedad.

Cambia su pañal regularmente.
Hay que procurar que el área de pañal esté lo más seco posible para evitar irritaciones.


¿Qué debemos evitar para mantener sana la piel de los bebés?
  • Exponerlos a los rayos directos del sol.
  • El uso constante y excesivo del gel antibacterial, ya que reseca la piel de nuestros pequeños, este debe ser usado solo en emergencias.
  • Usar las toallas húmedas para todo el cuerpo. Este producto esta diseñado, única y exclusivamente para el área del pañal, su uso en la cara o en otra parte del cuerpo del bebé, puede causar resequedad en su piel. Así que, si eres de las mías, y las usas para todo el cuerpo, ha llegado el momento de cambiar el habito, por el bienestar de nuestros pequeñines.
  • Usar productos que no sean específicos para bebés y para el tipo de piel de tu bebé
  • Solucionar por nosotras mismas, alguna alteración o anormalidad que pueda llegar a presentar la piel del bebé. Si tu crees o ves que algo no esta bien, lo mejor es acudir de inmediato con un especialista. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...